6830 2753 | 6830 2754

“Deep Work”: cómo multiplicar tu productividad

  • 0 Comments /
  • November 22, 2018 /
  • by albertoch /
  • deep work, desarrollo profesional, time management /
  • Leave a comment

Nuestra atención está dividida entre cada vez más cosas. Aprender a concentrarse es una habilidad que es sumamente valiosa.

Estamos en la oficina un mínimo de 8 horas al día, pero ¿cuánto tiempo realmente es efectivo? Por poner un ejemplo, un estudio de McKinsey del año 2012 reveló que el 30% del tiempo de un empleado promedio se va nada más en responder correos electrónicos. A eso hay que sumarle llamadas telefónicas, juntas, distracciones e imprevistos.

Una atención tan dividida y en constante interrupción reduce nuestra capacidad de concentración, nuestra capacidad de filtrar información relevante e incluso nuestra memoria inmediata. Por lo mismo, aprender a concentrarse es una habilidad con gran valor hoy en día.

¿Qué es el Deep Work?

El Deep Work, o Trabajo Profundo, es un término acuñado por Cal Newport, profesor de la Universidad de Georgetown, y es definido como la habilidad de concentrarse sin distraerse en una tarea de alta demanda cognitiva. Dominarlo resulta en poder procesar información complicada más rápidamente y en la capacidad de producir mejores resultados en menos tiempo, diferenciador clave en un panorama tan competitivo como el actual. Incluso Bill Gates lo hace.

Deep Work vs Shallow Work

Por el contrario, el Shallow Work, o Trabajo Superficial, se compone de tareas que no demandan mucha concentración o trabajo cognitivo; aquellas que podemos hacer en piloto automático. Estas tienden a no crear valor al largo plazo, y pueden ser realizadas por cualquiera que tenga la capacitación adecuada. No hay que subestimar cuánto tiempo pasamos realizando este tipo de trabajo, y es importante recordar que “estar ocupado” no es lo mismo que ser productivo.

Poder concentrarnos en tareas demandantes por largos periodos de tiempo nos abre la puerta a aprender nuevas habilidades más rápidamente y a desempeñarnos a un nivel más alto de forma general.

¿Cómo lograrlo?

Ciertamente entrar en la zona no es una tarea sencilla en un ambiente lleno de distracciones, juntas y llamadas, pero sí es posible.

Comienza con cosas pequeñas. Este es un proceso, y como tal tomará tiempo.

Inclúyelo en tu rutina: aparta espacios de 15 minutos, después de media hora, después de una hora. Una vez que llegues a los 90 minutos ya estás en terreno de Deep Work.

Aléjate de las redes sociales: tal vez suene obvio, pero todos en algún punto hemos perdido horas sin darnos cuenta viendo videos o leyendo las publicaciones de nuestros amigos. Newport tiene un enfoque un tanto brusco, diciendo que cualquier cosa que no contribuya a la calidad de vida debe ser descartado. No tienes que borrar tus redes si no quieres, sólo toma conciencia del tiempo que pierdes ahí y toma medidas para que no te interrumpan cuando debas concentrarte.

Determina bien tus tiempos: se trata de designar periodos de alto desempeño, no de trabajar hasta el cansancio. Mantener tus tiempos definidos te ayudará a darle estructura a tu trabajo, evitará que pierdas el tiempo y ayudará a prevenir la fatiga mental.

Evita el multitasking: de acuerdo a Newport, cuando se brinca de una tarea a otra el cerebro deja parte de su atención en la tarea anterior. A esto se le llama “atención residual”, y da como resultado un desempeño menor en la nueva tarea. Si te vas a enfocar en una cosa, asegura que sólo sea esa cosa.

Usa los tiempos muertos para resolver problemas: esos momentos en los que vas camino al trabajo, estás limpiando o haciendo ejercicio son perfectos para repasar los puntos en los que estás atorado. De esta forma, tus sesiones de Deep Work no se perderán en deshacer los nudos.

Olvídate del multitasking, de acuerdo a Newport, el gran diferenciador en el siglo XXI es el poder concentrarse.
Si te interesa conocer más sobre el concepto de Deep Work y cómo adaptarlo a tu vida, puedes encontrar el libro en Amazon.

Si quieres conocer otros libros que tratan el tema de la concentración y las distracciones, puedes encontrar varios en esta lista del New York Times.

 

0 Comments

Leave Reply