6830 2753 | 6830 2754

¿Qué es un área de oportunidad?

  • 0 Comments /
  • July 30, 2018 /
  • by albertoch /
  • áreas de oportunidad, desarrollo personal, desarrollo profesional, éxito profesional, mejora continua /
  • Leave a comment

¿A qué se refiere la gente cuando habla de áreas de oportunidad?

 

Estar conscientes de nuestras fortalezas personales y profesionales es una de las partes más importantes de nuestro autoconocimiento. Saber que somos buenos en algo nos motiva a perseguirlo, nos ayuda a formar relaciones duraderas y a continuar mejorando.

Y a pesar de que sabemos que no podemos ser buenos en todo, a nadie le gusta escuchar que tiene “áreas de oportunidad”.

La primera vez que escuché el término fue en la preparatoria y pensé que era una forma educada para decir “debilidad”, “error” o “defecto”, y era algo que francamente me irritaba bastante. ¿Por qué no llamar las cosas por su nombre?


Otro punto de vista

 

Una de las primeras cosas que te enseñan en marketing es que una “debilidad” en el entorno o en los competidores representa una oportunidad para establecer una ventaja competitiva y disrumpir el mercado. Ejemplos hay muchos: Netflix, Amazon y Uber entre los primeros que me llegan a la mente.

Ignorar las famosas áreas de oportunidad es probablemente la forma más fácil de quedarse estancado y ser quien se encuentre en desventaja en el largo plazo por querer evitar una incomodidad en el corto plazo (llámese costos, tiempo, miedo, orgullo…).

A casi 10 años de haber escuchado el término por primera vez, ya no me pongo a la defensiva cuando alguien me pregunta sobre mis áreas de oportunidad o me da retroalimentación sobre ellas. He aprendido que si uno quiere desarrollarse y mejorar como persona y como profesionista, es necesario encarar estas “debilidades”. No hay de otra.

Tal vez la motivación para trabajar un área de oportunidad no sea la misma que cuando uno se concentra en sus fortalezas, pero es importante reconocer en primer lugar que es necesario trabajar en ellas. En términos de negocios, enfocarse en mejorar las áreas de oportunidad sólo puede incrementar nuestra ventaja competitiva.

Paso 1: detectar

 

Es probable que ya conozcas algunas: tal vez sea el manejo del tiempo, o dar presentaciones, o cierto lenguaje de programación, o los números. Si no se te ocurre ninguna, pon atención a la retroalimentación del día a día.

  • ¿Hay algo que dejes para después porque “está complicado”?
  • ¿Hay algo que quieras o que necesites aprender para realizar mejor tu trabajo?
  • ¿Qué te dicen tus jefes y tus compañeros de trabajo sobre tu forma de trabajar y tu actitud?

Otra opción es preguntarle a alguien de confianza. No esperes a tu revisión anual para saber cuáles son tus áreas de oportunidad.

Paso 2: mejorar

 

Una vez que conoces tus áreas de oportunidad, puedes comenzar a tomar pasos para llegar a tu situación ideal. Por “situación ideal” no me refiero a un nivel experto, sino a un nivel en el que ya no te sientas incómodo. Tal vez esto se pueda lograr por medio de capacitaciones y cursos, usando la experiencia que ya tienes en otra área, o aprovechando experiencias del día a día para tomar pequeños pasos y mejorar por incrementos.

¿Quieres mejorar tu inglés? Ve películas que ya conoces con subtítulos en inglés. ¿Te interesa una certificación en Project Management? Varias universidades del país ofrecen cursos y diplomados especializados.

El ritmo y las metas los determinas tú. El progreso no es una línea recta, habrá días buenos y malos, pero cada acción que decidas tomar sumará al resultado final.

Paso 3: mantener

 

Una forma de no perder motivación es no olvidar las cosas en las que ya eres bueno. De la misma forma en que has identificado tus áreas de oportunidad, tener presentes tus fortalezas te ayudará de dos formas:

  1. No te hará sentir como si te estuvieses autocriticando todo el tiempo
  2. Puedes aplicar la experiencia obtenida acá para poder desarrollar nuevas habilidades

Paso 4: reiniciar

Con el tiempo y conforme vayas avanzando, te darás cuenta que tus fortalezas y tus áreas de oportunidad cambiarán. Te volverás bueno en algunas cosas y detectarás nuevas áreas que necesites trabajar. Y el proceso iniciará otra vez.

El desarrollo personal es un ciclo, no una cima. En el momento en el que dejes de equiparar áreas de oportunidad con debilidades/errores/defectos, podrás comenzar a desarrollar una de las habilidades más importantes del desarrollo personal: la autocrítica.

 

0 Comments

Leave Reply