6830 2753 | 6830 2754

El autocuidado, o cómo mejorar tu productividad haciendo lo que te gusta

  • 0 Comments /
  • October 22, 2018 /
  • by albertoch /
  • desarrollo personal, desarrollo profesional, éxito profesional, mejora continua /
  • Leave a comment

En el frenesí de perseguir la vida que queremos, es fácil olvidarnos de nosotros mismos

 

Sé sincero contigo mismo y pregúntate: ¿te sientes en control de tu vida personal y profesional? ¿eres feliz en tu trabajo? ¿te despiertas los lunes con pavor por regresar a la oficina?

 

El cuidado personal o autocuidado (o self-care en inglés) tal vez le llegue a sonar a algunos como un pasillo de productos en el supermercado, y a otros como las eternas recomendaciones de los doctores: “come bien”, “haz ejercicio”, “duerme 8 horas”.

La realidad va mucho más allá de eso.

Varios estudios a lo largo del tiempo han comprobado la conexión entre una buena salud física y una buena salud mental. Si el cuerpo está sano, nuestros niveles de estrés y depresión bajarán como consecuencia. A su vez, la buena salud mental se refleja en una mejor productividad.

 

Es importante reconocer el papel del autocuidado para lograr una salud física y mental óptima, pero a menudo es lo primero que se va cuando tenemos un calendario lleno. Aunque parezca contraproducente, dedicarnos tiempo a nosotros mismos en nuestros momentos más ocupados rendirá mejores resultados a la larga en nuestro trabajo, nuestras relaciones y nuestra salud en general.

 

¿Qué cuenta como autocuidado?

Todos tenemos preferencias y estilos de vida diferentes, por lo que no hay un programa paso a paso para lograr un autocuidado óptimo. Además de pensar en lo obvio (dieta, ejercicio, sueño), comienza preguntándote qué disfrutas hacer para relajarte y desconectarte del mundo un ratito. No importa qué sea.

 

¿Es un día en un spa? Sí, si eso es lo que te gusta. También puede ser darte el gusto de tu postre favorito, no salir en todo el fin de semana y ponerte al corriente en tus series, estar con tu familia, sacar a pasear a tu perro, correr, ir a un concierto, comer con tus amigos, hornear, leer, ir al gimnasio, meditar… tú decides.

 

Pero no tengo tiempo

No, no es excusa. Estas son nuestras recomendaciones para personas ocupadas para adaptar el autocuidado a la vida diaria:

 

1. Ponlo en tu calendario

Una vez que hayas identificado la actividad o actividades que funcionan para ti, lo siguiente es ponerlas en tu calendario. Igual que cualquier junta. Tal vez parezca ridículo, pero ponerlo por escrito te ayudará a planear el resto de tus actividades alrededor de este bloque designado, y te ayudará a evitar el “a ver cuándo puedo”.

 

2. Di “no” más seguido

Tomar más tiempo para ti mismo implicará comenzar a delegar o incluso a rechazar tareas y compromisos. Sé asertivo acerca de tus necesidades y límites. Y recuerda, si te tomas una hora, el mundo seguirá ahí; y cuando regreses, será con una mejor disposición y con una energía renovada.

 

3. Toma las riendas de tu propio desarrollo

No esperes a que tu empresa te capacite o “a ver si algún día” puedes ir a clases de inglés. Si no tomas la iniciativa para continuar tu desarrollo personal, es muy difícil que alguien más lo haga. Dale la importancia que se merece.

 

Cuidar de ti mismo también es una parte importante del liderazgo. Si quieres saber un poco más, haz click aquí para leer las recomendaciones del Harvard Business Review al respecto. De acuerdo a sus hallazgos, incorporar una cultura de autocuidado a nuestro lugar de trabajo puede tener un gran impacto en los resultados financieros.

El autocuidado no es un lujo. No es egoísta. Es necesario para tu salud física y mental.

 

Un último dato

En el 2016, el trastorno de ansiedad afectaba al 14.3% de los mexicanos, y el número continúa subiendo a tal punto de que la niñez está comenzando a verse afectada. Este mes se celebró el día mundial de la salud mental, por lo te invitamos a tomar conciencia de tu propia salud y de tomar las medidas necesarias para mejorarla.

 

0 Comments

Leave Reply